lunes, 4 de octubre de 2010

THE SOCIAL NETWORK, sigue sumando amigos

‘The social Network’, la película que narra la historia de Facebook, no ha gustado mucho a Mark Zuckerberg, cofundador de la red social y fuente de inspiración para el filme. Sin embargo el éxito en taquilla es imparable, casi tanto como el de su red social.
La película ha recaudado nada menos que 23 millones de dólares (unos 17 millones de euros) en su primer fin de semana en cartelera en Estados Unidos y sigue ganando amigos en taquilla. En España tendremos que esperar hasta el próximo 15 de octubre para ver la cinta, mientras nos conformamos con el tráiler:



La cinta cuenta la creación de la red social y su lanzamiento por Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg en la ficción) y su mejor amigo (Andrew Garfield) cuando aún se encontraban estudiando en la Universidad de Harvard. David Fincher, director de la cinta, aporta su particular tensión narrativa a una trama que gira en torno al supuesto juego sucio que marcó el inicio de Facebook y que está inspirada en el libro ‘The Accidental Billionaires’, de Ben Mezrich. Ambos, película y libro, cuentan el nacimiento de la empresa a través de dos demandas que Zuckerberg perdió. Una, interpuesta por su ex mejor amigo, el brasileño Eduardo Saverin, primer director financiero de la empresa y expulsado en cuanto empezó a despegar. La otra, interpuesta por los gemelos Winklevoss, que le acusaban de haber retrasado la puesta en marcha y haber robado la idea de una web similar para la que Zuckerberg habría sido contratado como programador.

Mezrich, el autor del libro, reconoce no haber estado nunca con Zuckerberg, y sin embargo dice conocerle perfectamente tras un año documentándose: “Es un adicto al trabajo y a los ordenadores. No creo que vea la amistad de la forma clásica. Es muy reservado, le va el secretismo. Es brillante y socialmente raro. Es un visionario, y tiene la sensación de estar construyendo algo que sólo él puede hacer. Es un ególatra.”

¿Realidad o ficción? Según David Kirkpatrick, autor del libro ‘El efecto Facebook: la historia interna de una compañía que conecta el mundo’ que sí está aprobado por Zuckerberg y se podría considerar la ‘historia oficial’ de la compañía, “la película solo contiene un 40% de verdad. A pesar de ser una buena película, no se corresponde con la realidad”.

¿Hasta qué punto una película puede dibujar el perfil de alguien vivo sin contar con su aprobación? ¿Y qué medidas, en caso de querer emprenderlas, podría tomar Zuckerberg? Según Eugene Volokh, profesor de derecho de la Universidad de California, la probabilidad de éxito de una supuesta demanda por parte del joven empresario sería muy baja. Para Volokh, atendiendo a la jurisprudencia existente, Zuckerberg sería considerado una figura pública por lo que en caso de demandar sería él el que tendría que probar la falsedad de lo narrado en la película. Según Floyd Abrams, el afamado abogado de la "Primera Enmienda" y firme defensor de los derechos de expresión, en Estados Unidos las posibilidades para ganar una demanda de este tipo son nulas.

Por tanto, parece que lo más prudente que podría hacer el fundador de Facebook es lo que ya está haciendo, no darle demasiada importancia y dejar pasar el momento. Y es que, con la de amigos –y millones- que suma el joven Zuckerberg, no le debe preocupar demasiado perder alguno Además, como reza el eslogan promocional de la cinta, “nadie consigue 500 millones de amigos sin ganarse algún enemigo”.

Fuente: expansion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada