domingo, 24 de octubre de 2010

¿Conoces el significado de “Halloween”?

Por: Javier Lugo

En la actualidad el “día de brujas” es muy popular, hasta se inculca su celebración en algunos colegios producto de la transculturización... pero descubre lo que en realidad hay detrás de ello.

A propósito del mes de octubre me parecía que nunca está de más hacer un buen uso de la memoria y otro de la conciencia.



En cuanto a la memoria, nos tenemos que remontar al siglo VIII cuando el papa Gregorio III tomó una antigua tradición de conmemorar a todos los mártires y la cambió de fecha al 1 noviembre. Un siglo más tarde la fiesta ya era universal y se conocía como la fiesta de "Todos los Santos". En Inglaterra esta fiesta se celebraba en la vigilia y llevaba el nombre de “All Hallow’s Even” (Vigilia de Todos los Santos); con el paso del tiempo la pronunciación sufrió variaciones hasta convertirse en la hoy conocida “Halloween”. Más tarde, en Francia, los monjes del famoso monasterio de Cluny expandieron por toda Europa la tradición de orar por los fieles difuntos y pedir por su descanso eterno el día después de la Fiesta de todos los Santos y es así como surge la conmemoración de los Fieles Difuntos el día 2 de noviembre.

El sentido de fondo era y sigue siendo el dedicar un día al recuerdo de aquellos que nos precedieron en el camino de la vida cristiana habiéndola vivido en modo ejemplar. Un aliento, un ejemplo, un recordatorio de cuál es el verdadero sentido de todo ser humano.

Es esto lo que de modo muy claro dice la Iglesia a todos los hombres y mujeres de hoy: “Todos los fieles cristianos, por tanto, están invitados y obligados a procurar conseguir la santidad y perfección de su propio estado” (LG 42). La santidad, es entonces, un tema para recordar, para tomarlo en serio y para preguntarse si verdaderamente conocemos toda su riqueza para la vida de cada uno.

Y también es un momento para tomar conciencia. En muchos países el 31 de octubre no es precisamente la Vigilia de Todos los Santos sino el conocido Halloween de los disfraces, de las brujas, de los muertos y en fin, de los elementos de terror y oscuridad.



En realidad, el paso del tiempo, a través de los siglos ha causado una verdadera confusión de tradiciones y creencias. Mucho antes de la fiesta cristiana estaba el pueblo celta, que celebraba ya la fiesta de los muertos. Con la conquista romana, esta fiesta tomó matices nuevos restando siempre la costumbre de la magia y de lo oculto. El cristianismo le dió una impronta cristiana que no siempre fue acogida. Un poco de la tradición celta, un poco de aquella romana, una contribución de los inmigrantes irlandeses a tierras americanas y de los comerciantes que difundieron el Halloween a motivo de incrementar las ventas, fueron los ingredientes que han creado esta extraña unión, fiesta que parece ser para divertirse, para molestar a los demás, para ostentar máscaras terroríficas. ¿Pero que hay detrás de este contenido informe?.

El festival a "Samhain" llamado hoy en día el "festival de la muerte" es hoy reconocido por todos los satanistas y ocultistas como víspera del año nuevo para la brujería. Anton LaVey, autor de la "La Biblia Satánica" y sumo sacerdote de la Iglesia de Satanás, dice que hay tres días importantes para los satanistas: su cumpleaños, el 30 de Abril y el más importante: Halloween. LaVey dice que es en esta noche que los poderes satánicos, ocultos y de brujería están en su nivel de potencia más alto. Y que cualquier brujo u ocultista que ha tenido dificultad con un hechizo o maldición normalmente puede tener éxito el 31 de octubre, porque Satanás y sus poderes están en su punto más fuerte esta noche.

Por otro lado el 31 de Octubre, de acuerdo a la enciclopedia "World Book" Halloween, es la víspera del año nuevo para la brujería y dice que es el principio de todo lo que es "frío, oscuro y muerto". Hollywood ha contribuído también a la distorsión de esta fiesta creando una serie de películas como "Halloween" en las cuales la violencia gráfica, los asesinatos, etc., crean en el espectador un estado de angustia y ansiedad (no podemos decir que estas películas son solo para adultos, pues es una realidad, dada nuestra cultura y el relajamiento de la censura, son vistas, muchas de estas, incluso en la televisión comercial).



Esta fiesta se ha ligado de tal manera al ocultismo que es un hecho comprobado que la noche del 31 de Octubre en Irlanda, Estados Unidos, México y en muchos otros países se realizan misas negras, cultos espiritistas, y otras reuniones relacionadas con el mal y el ocultismo. Podemos darnos cuenta, entonces que queriendo o no estos elementos, se han mezclado también.

Es memoria y conciencia lo que tanto necesitamos. No podemos vaciar de contenido a aquello que es importante ni tampoco olvidar los “Caballo de Troya” que existen, que bajo una figura “inocente” ofrecen un mensaje que nos aleja de una verdadera humanización. Una fiesta, una celebración es por esencia compartir, poner en alto algo bueno que se quiera recordar. El espíritu humano busca por escencia la verdad, la bondad y la belleza. Toda manifestación de la cultura debe ser fiel en su búsqueda de lo verdadero, de aquello que tiende al bien y del logro de la armonía en todos sus ámbitos.

Por ello pensemos bien si realmente queremos que nuestros niños y jóvenes celebren Halloween como una fiesta más, después de haber conocido su verdadero significado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada