lunes, 13 de diciembre de 2010

Benedicto XVI, contra los dictadores de la tierra

El Papa lamentó ayer domingo que a lo largo de la historia «muchos profetas, ideólogos y dictadores se autoproclamaron Mesías e instauraron sus imperios, sus dictaduras y sus totalitarismos, que cambiaron el mundo de un modo destructivo



Hoy sabemos que de esas grandes promesas no ha quedado nada más que un gran vacío y una gran destrucción», subrayó Benedicto XVI en la homilía que pronunció durante la misa celebrada en la iglesia de San Maximiliano Kolbe.

Benedicto XVI evocó el pasaje del Evangelio en el que Juan Bautista manda a uno de sus discípulos a preguntarle: ¿Eres tú el que debe llegar o debemos esperar a otro?». Según el Papa, esta pregunta se ha mantenido abierta, lo que ha provocado que muchos profetas, y dictadores dijeran: «No es Él, no ha cambiado el mundo. Somos nosotros». Una afirmación que les llevó a crear imperios, totalitarismos y dictaduras, que sólo han traído «vacío y destrucción». Por ello, debemos preguntar a Cristo: ¿Eres tú?, a lo que el Señor responderá: «Veis qué he hecho yo. No he cambiado el mundo con la fuerza, sino que he encendido tantas luces que forman un gran camino de luces en el milenio».




Al concluir la misa el Papa se dirigió a la plaza de San Pedro para el habitual rezo del Ángelus. Benedicto XVI subrayó el valor de «la constancia» en un mundo adverso. «Sed constantes y reconfortad vuestros corazones porque la llegada del Señor se encuentra cerca», comentó.

El Papa, en el tercer domingo de Adviento, también renovó la tradición de bendecir las figuritas del «Niño Jesús» que se colocarán en Navidad en los portales de Belén de las casas. Esta tradición se remonta a Pío XII y desde entonces todos los papas en este domingo bendicen las figuritas.

LaRazon.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada